VidaSalsera.com  Columna en Español

 

 

por Dena Burroughs

 

Se puede bailar en tacones y sin dolor?
4 de Noviembre, 2012

Me encontré un artículo escrito por Sarah Z. Wexler en la revista marieclaire para el mes de Noviembre que me trajo memorias de las tantas veces en que mis pies han “gritado” de dolor después de una noche de Salsa. Wexler se encontró un remedio que yo jamás tendría el valor de usar, pero te lo digo acá por si sos más drástica que yo.

Resulta que hay una inyección que se puede aplicar en las plantas de los pies, en los lugares que más te duelen cuando usás tacones, que están compuestas del mismo material utilizado para llenar arrugas, como Juvederm y Restylane. El resultado es como tener una plantilla instalada permanentemente en tu pie.

Según Wexler, el proceso de la inyección es doloroso, igualmente en el cuerpo que en la cartera. En los Estados Unidos cobran cerca de $1,200 por inyectar los dos pies, por un resultado que durará de seis a nueve meses. Cuenta ella que lo peor es al principio, al recibir las dos inyecciones de lidocaína que te “duerme” los pies para que lo demás duela menos. Esas primeras agujas, dice ella, le subieron un doloroso calambre de los pies hasta la base de su cuello. ¡Claro, porque hay en los pies tantos nervios conectados a todo lo demás! Una vez “dormida,” el doctor continuó inyectándole el fluido que supuestamente serviría de colchón después.

Pasó tres días tomando Advil para bajar el dolor y la hinchazón, además de enfriando su pobresitos pies con bolsas de vegetales congelados. Al final de la historia, cuando ya pudo caminar, Wexler testifica que puede aguantar sus tacones tres veces más de lo que podía anteriormente. ¡Estamos hablando de tacones de 3 a 5 pulgadas!

Ni loca. Yo no me pongo en eso jamás. Aunque estoy de acuerdo que los tacones son tan dolorosos como preciosos. Como Salsera, no me tomó mucho descubrir que podía bailar mucho mejor cuando el tacón de mi zapato era un poco más bajo. También prontamente descubrí que el zapato cerrado me protegía de las torturas a mis uñas y de los moretes que sufrí constantemente al principio de mi “carrera” Salsera.

Por años usé un zapato de bailar de tacón número 2.5, cerrado en el frente o casi cerrado, y con tiras para mantenerlos en su lugar.  No hay nada más chistoso que ver salir un zapato volando del piso del baile y de su dueño. Créanme, lo he visto suceder.

Hoy en día no tengo ni un solo par de zapatos de baile. Aprendí que se puede encontrar zapato diario que funciona muy bien para bailar, mientras la suela sea lisa y de cuero y mientras el material de arriba sea flexible. (¡Pero no te desanimo de comprar zapato de baile si tenés más dinero que yo!)

Esta es mi opinión. ¿Cuál es la tuya? ¿Te vas por las inyecciones?

 

(Si tenés un comentario acerca de ésta columna, encontrá el tema en la página social en Facebook y hacémelo saber - http://www.facebook.com/VidaSalsera. Gracias! )

 

***************

Un otoño “a cuadros”
27 de Octubre, 2012

De acuerdo a la edición de la revista Glamour para Noviembre 2012, los cuadros se han hecho súper populares este otoño. Faldas y minis, pantalones, vestidos, pañuelos, y hasta accesorios como carteras y brazaletes en cuadros blancos y negros y a colores se pasean por las calles en diversas ciudades de los Estados Unidos.

En USA el otoño empieza a finales de Septiembre y continúa hasta la tercera semana de Diciembre, así que nos quedan todavía dos meses para incluir esta tendencia en nuestro armario. Sé que en países tropicales no hay cambio tan significativo en el clima de estos meses como para necesitarse un cambio de vestuario completo, y la verdad es que casi ni lo es tampoco en ciudades como Los Ángeles, CA, donde ahora mismo, ya a finales de Octubre, hace un calor de casi 90 grados que convierte hasta pensar en una bufanda sofocante. Pero en otras ciudades el cambio en la temperatura es obvio y hay más razón para alterar la vestimenta.

Pienso que ésta tendencia de cuadros se puede adaptar fácilmente al salón de baile. Pantalones cortos en cuadros blancos y negros se mirarían bien sobre mallas negras (o sin mallas para las mujeres de buenas piernas). Igual una minifalda de cuadros, o quizás un bonito brazalete para acompañar un vestido de un solo color. Hasta zapatos de cuadritos se pueden encontrar, pero como toda salsera sabe, entre más lindo e ingenioso el zapato, más difícil de moverlo a la hora del baile. ¡Gajes del oficio!

Te dejo unas ideas que me encontré por la Internet. ¿Las has visto ya en las discotecas?

 

 

(Si tenés un comentario acerca de ésta columna, encontrá el tema en la página social en Facebook y hacémelo saber - http://www.facebook.com/VidaSalsera. Gracias! )

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Go to the Main Page

 

Watch the latest videos on YouTube.com